Un fijo con tecnología de móvil: Gigaset S820

1 jun. 2013


Los móviles son cada vez más modernos, pero en esta carrera por ser cada día mejores, los teléfonos fijos intentan mejorar sus diseños y prestaciones. Y es que algunos de ellos se parecen cada vez más a los smartphones e incorporan la última tecnología.

Este es el caso del teléfono híbrido Gigaset S820, que cuenta con pantalla táctil y un teclado físico tradicional y que permite el uso del teléfono fijo pero con una interfaz táctil, que permite teclear los números de forma analógica como antaño. Sencillo, pero actual. El dispositivo cuesta unos 140 euros.

Se trata por tanto de un teléfono inalámbrico con prestaciones inteligentes. La navegación y la consulta es fácil e intuitiva. Es robusto, ergonómico y fiable, no pierde conectividad conforme te alejas del centro de retención. Sus medidas, 153,8 x54 x 28,6 milímetros y sus 156 gramos de peso lo convierten en un teléfono fácil de manejar.

Atractivo diseño en metal y elegante, entre otras funcionalidades, el dispositivo permite realizar una agenda de contactos importantes para evitar perder una llamada importante, por ejemplo de un familiar. En su base de datos registra las últimas 20 llamadas recibidas, efectuadas y perdidas, y la marcación rápida de los contactos de Outlook vía PC.

Permite almacenar hasta 500 contactos, más que suficientes, y la presentación de las llamadas se consigue mediante una imagen, fácilmente reconocible. La autonomía es superior a la media, con unas 20 horas de conversación e integra tecnología Bluetooth para permitir la conexión inalámbrica de auricular. Además, incorpora otros componentes como calendario, alarma y función recordatorio de fechas.