Un móvil que vuela

19 abr. 2013



El proyecto "Flone", una mochila que convierte al teléfono móvil en un aparato volador autónomo, ha resultado ganador de la "Next Things 2013", una convocatoria realizada por Laboral Centro de Arte y Creación Industrial y Telefónica I+D que pretende unir arte y tecnología.
El proyecto, desarrollado por los ingenieros Lot Amorós, Cristina Navarro y Alexandre Oliver, funciona como una mochila para "smartphones" que convierte al teléfono móvil en un aparato volador autónomo y puede subir hasta una altura de unos 20 metros del suelo girar y realizar otras tareas programadas como tomar fotografías o grabaciones de vídeo controlado a través de una conexión Wifi.
Su objetivo es hacer accesible el espacio aéreo a cualquier ciudadano como plataforma de investigación y proporcionar un abanico de aplicaciones por las que transitar, a partir únicamente de un smartphone, según los organizadores del premio.
De acuerdo con los autores de este proyecto, sus aplicaciones iniciales invitan a usarlo para compartir lugares inalcanzables a gran altura, especialmente en deportes al aire libre como la escalada, y también como tecnología profesional para cartografía y escáner tridimensional de fachadas.
Lot Amorós, Cristina Navarro y Alexandre Oliver desarrollarán su prototipo en una residencia artística de seis meses, que se distribuirá entre el centro de Telefónica I+D de Barcelona, durante cuatro meses, y en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, en Gijón, durante los dos restantes.
Ahora queda por ver si hay alguna compañía telefónica interesada en sacar el proyecto al mercado. Ya teníamos redes sociales, wifi, cámara de fotos, grabadora o radio, pero ahora tenemos la posibilidad de hacer volar nuestro móvil.